¿Cómo hacer un inventario diario y no morir en el intento?